Contáctanos compartiendo tu proyecto

Propondremos que los jóvenes responsables del servicio misión vayan a encontraros al lugar de la misión.

Este tiempo de encuentro es siempre muy fructífero. Permite abordar todas las cuestiones estando sobre el terreno. Os permiteconocer de antemano Jeunesse Lumière a través de los jóvenes responsables del servicio misión.

Si por una u otra razón no es posible planear un encuentro, trabajaremos juntos en la preparación de este tiempo fuerte, con vosotors, a través de intercambios regulares por teléfono o por mail.

A vuestra escucha, elaboraremos juntos un proyecto.

Estamos abiertos a todas las proposiciones: veladas, testimonios, tiempos de compartir, oficios cantados, adoración, alabanza, veladas temáticas, animaciones litúrgicas, "puerta a puerta", evangelización de calle, encuentro con diferentes movimientos, visita a los enfermos, a los ancianos o personas solas, intervenciones en colegios e institutos, emisiones de radio... Así como todo lo que el Espíritu Santo pueda inspiraros.

Lo que implica para vosotros:

Hacerse cargo de una fraternidad de 6-8 jóvenes:

Alojamiento y comida durante el tiempo de la misión.

Esto puede ser alojamiento en una familia, pudiendo repartir a los jóvenes en distintas familias, o en internado, o en una comunidad cercana, o en una casa diocesana. En resumen, todas las opciones son pôsibles.

Si no os es posible haceros cargo de su alojamiento y comida, no dudéis en decírnoslo. Buscaremos soluciones por nuestra parte. Los impedimentos materiales no deben ser un obstáculo para el anuncio de la Palabra.

Financieramente:

El anuncio del Evangelio es gratuito y no queremos que la cuestión financiera se un impedimento.

En la medida de lo posible, pedimos que se hagan cargo de los gastos de transporte, alojamiento y comida de la fraternidad. La posibilidad de hacer un donativo queda a vuestra discreción.

Nosotros podemos, si lo solicitan, enviaros un presupuesto estimado dando una indicación de los gastos ocasionados a la escuela para la misión. En ningún caso se trata de una factura, sino de una simple indicació de coste.

Después de la misión...

- Os propondremos una relectura al final de la misión con los responsables de la pastoral.

- REmitimos a los agentes de pastoral escolar que lo deseen, los papeles sobre los que los alumnos han puesto sus preguntas, para que ellos puedan, después de nuestra partida, volver sobre uno u otro punto y profundizarlo.

- Os enviamos a nuestra vuelta un cuestionario que nos permite mejorar las próximas misiones teniendo en cuenta vuestras observaciones.

- Quedamos siempre a vuestra disposición después de la misión.

- Llevamos en nuestra oración cada uno de los que hemos encontrado: durante las liturgias que siguen a la vuelta de la misión, depositamos vuestros nombres delante del Santísimo Sacramento. Cada joven recibe antes de partir en misión un pequeño cuaderno donde anota los nombres de las personas encontradas para continuar a llevarlas en su oración a lo largo del año.